Ayuntamiento

Los 14 pueblos del valle de Ultzama se encuentran aglutinados bajo un mismo ayuntamiento, situado en la localidad de Larraintzar. Éste, a su vez, para determinadas áreas se encuentra mancomunado con los valles vecinos de Basaburúa, Atez, Odieta, Anúe y Lanz. Así, las actividades deportivas se desarrollan para todos los valles y ocurre lo mismo con las actividades culturales, centralizadas en el Centro Cívico ubicado en la misma localidad de Larraintzar y a escasos metros del Ayuntamiento. 

Junto al Centro Cívico se encuentra el Centro de Salud, el frontón y las piscinas municipales.

En cuanto a la organización interna del ayuntamiento del Valle de Ultzama éste se divide en concejalías, las cuáles son repartidas entre los 9 concejales que conforman dicha institución.

El edificio correspondiente al Ayuntamiento fue inaugurado en 1950. Antes, el Ayuntamiento y Junta de Veintena del Valle de Ultzama realizaba sus plenos en la antigua Venta de Larraintzar, convertida hoy en día en Centro cívico.

En 1945, estando de alcalde Ceferino Elizondo, comenzaron los procesos para construir el actual edificio. Lo mandó construir Miguel Olagüe Balda a José Ararrás Olano. El inmueble, pese a los problemas que hubo para su ejecución, costó 243.104 pesetas. Constaba de 3 cuerpos, uno central de 6m y 50 cm de altura destinado a sala de sesiones, alcaldía, cárcel, teléfono y servicios y otros dos laterales de 11 metros de altura destinados a vivienda para el secretario y su auxiliar.

Con el paso de los años comenzaron a construirse otras dependencias municipales alrededor de dicho edificio. En 1966 comenzaron las obras para la realización de la escuela municipal. En ese mismo año se vio nacer el polígono industrial. Más tarde, en 1974, comenzó el proyecto del frontón, que fue reformado en 1986.

Cubiertas ya las necesidades básicas de los habitantes del valle comenzaron a construirse en 1985 las instalaciones deportivas en Larrainzar para albergar otros deportes como el futbito, balonmano, baloncesto, etc. Nueve años después llegaría la esperada piscina que haría más llevaderas las altas temperaturas que en ciertas ocasiones se sufre en la zona.

En el 2008 se inauguró el Centro Cívico ubicado en la antigua Venta de Larraintzar. Además, el valle se ha convertido en el primer municipio sostenible de la zona gracias a las obras iniciadas para la instalación de una planta de biomasa que abastece de calor a las dependencias municipales haciéndolas, por ello, sostenibles. Ello ha hecho que Ultzama consiga el sello Greenbuilding.